Contacto


Para contactar conmigo puedes hacerlo al facebook: Ariel Romero
o al email: arielromeroescritora@hotmail.com

jueves, 2 de agosto de 2018

Reseña de "El corazón de Navidad" de Alba C. Serrano

Reseña de "El corazón de Navidad" de Alba C. Serrano


Sinopsis

Mi nombre es Bruno Almero, cumplí seis años hace un par de meses, en verano, y vengo a contar una parte muy importante de mi vida, una época que está siendo muy difícil para mi familia.
Creo que he encontrado la solución a nuestros problemas, ahora te la contaré. 

¿Podrá Bruno cambiar su destino? ¿Se cumplirá el mayor de sus deseos?

El corazón de la Navidad es el segundo relato de Alba C. Serrano, si quieres seguir sus novedades, puedes hacerlo a través de su grupo de Facebook (De la mano de Alba), su Twitter (@albac_serrano), su Instagram (albac_serrano) o su blog (Dela mano de Alba).

Biografía de la autora


Alba es una chica de 29 años nacida en Salamanca, pero residente en Manises, Valencia. Su mayor hobbie es la lectura y un día se aventuró a escribir autopublicando en Amazon.

Ganadora de un certamen de relatos navideños con su relato Dejaste de ser mi héroe.

Opinión personal

Topé con este relato por casualidad, buscando una novela sobre Granada que se ve que aún no ha publicado. Vi sus dos relatos navideños, éste y otro del que haré la reseña luego y no dudé en leerlos. La sinopsis indica que este es el segundo, pero fue el primero que yo leí.

Esta escrito en primera persona por un niño de seis años, Bruno Almero. Tiene apenas 20 páginas pero es un relato que merece mucho la pena leer. Me ha encantado el tema que trata y la forma de narrar de la autora. 

La sinopsis es exactamente el primer párrafo del relato. Bruno nos narra los problemas de corazón de su padre desde un punto de vista infantil, como él vive lo que le está pasando a su padre y su problema sobre conseguir un trasplante de corazón. Me ha encantado la inocencia que me ha transmitido y a la vez ese punto del niño de querer ser el centro de todo y no entender por qué su padre ya no puede jugar con él. Y la solución que busca es cuanto menos entrañable. Desde luego las lágrimas no han sido pocas, os lo aseguro. 

Si tenéis la ocasión de leer este relato, os lo recomiendo.