Contacto


Para contactar conmigo puedes hacerlo al facebook: Ariel Romero
o al email: arielromeroescritora@hotmail.com

sábado, 19 de agosto de 2017

Reseña de "El fantasma de Canterville" de Oscar Wilde

Reseña de "El fantasma de Canterville" de Oscar Wilde


Sinopsis

El fantasma de Canterville, es un relato escrito por Oscar Wilde y publicado por primera vez en 1887. A lo largo del libro, los lectores tienen la posibilidad de conocer la flamante realidad de los Otis, un sofisticado clan norteamericano que decide comprar un antiguo castillo inglés que supo ser propiedad de los Canterville. La familia está formada por Hiram B. Otis, embajador estadounidense y jefe del grupo, su esposa Lucrecia R. Topan y sus hijos Washington, Virginia, Bandas y Estrellas. Ni la revelación del viejo dueño del lugar, quien les confiesa que allí vive desde tiempos inmemoriales el fantasma de Lord Simon Canterville, hace cambiar al grupo de opinión. Sin embargo, a diferencia de lo que podría suponerse, los Otis no sienten temor ante el espectro. Por el contrario, el fantasma de Canterville se convierte en una especie de juguete para los más pequeños de la mansión, quienes no dudan en burlarse del alma en pena. Sólo Virginia intenta ayudar al fantasma a pagar sus faltas para que, por fin, pueda dejar este mundo en paz. 

Biografía del autor


(Dublín, 1854 - París, 1900) Escritor británico. Hijo del cirujano William Wills-Wilde y de la escritora Joana Elgee, Oscar Wilde tuvo una infancia tranquila y sin sobresaltos. Estudió en la Portora Royal School de Euniskillen, en el Trinity College de Dublín y, posteriormente, en el Magdalen College de Oxford, centro en el que permaneció entre 1874 y 1878 y en el cual recibió el Premio Newdigate de poesía, que gozaba de gran prestigio en la época.
Oscar Wilde combinó sus estudios universitarios con viajes (en 1877 visitó Italia y Grecia), al tiempo que publicaba en varios periódicos y revistas sus primeros poemas, que fueron reunidos en 1881 en Poemas. Al año siguiente emprendió un viaje a Estados Unidos, donde ofreció una serie de conferencias sobre su teoría acerca de la filosofía estética, que defendía la idea del «arte por el arte» y en la cual sentaba las bases de lo que posteriormente dio en llamarse dandismo.
A su vuelta, Oscar Wilde hizo lo propio en universidades y centros culturales británicos, donde fue excepcionalmente bien recibido. También lo fue en Francia, país que visitó en 1883 y en el cual entabló amistad con Verlaine y otros escritores de la época. En 1884 contrajo matrimonio con Constance Lloyd, que le dio dos hijos, los cuales rechazarían el apellido paterno tras los acontecimientos de 1895.
Entre 1887 y 1889 editó una revista femenina, Woman's World, y en 1888 publicó un libro de cuentos, El príncipe feliz, cuya buena acogida motivó la publicación, en 1891, de varias de sus obras, entre ellas El crimen de lord Arthur Saville. El éxito de Wilde se basaba en el ingenio punzante y epigramático que derrochaba en sus obras, dedicadas casi siempre a fustigar las hipocresías de sus contemporáneos. También se reeditó en libro una narración publicada anteriormente en forma de fascículos, El retrato de Dorian Gray, la única novela de Wilde, cuya autoría le reportó feroces críticas desde sectores puritanos y conservadores debido a su tergiversación del tema de Fausto.
No disminuyó, sin embargo, su popularidad como dramaturgo, que se acrecentó con obras como Salomé (1891), escrita en francés, o La importancia de llamarse Ernesto (1895), obras de diálogos vivos y cargados de ironía. Su éxito, sin embargo, se vio truncado en 1895, cuando el marqués de Queenberry inició una campaña de difamación en periódicos y revistas acusándolo de homosexual. Wilde, por su parte, intentó defenderse con un proceso difamatorio contra Queenberry, aunque sin resultados, pues las pruebas presentadas por el marqués daban evidencia de hechos que podían ser juzgados a la luz de la Criminal Amendement Act.
El 27 de mayo de 1895, Oscar Wilde fue condenado a dos años de prisión y trabajos forzados. Las numerosas presiones y peticiones de clemencia efectuadas desde sectores progresistas y desde varios de los más importantes círculos literarios europeos no fueron escuchadas, y el escritor se vio obligado a cumplir por entero la pena. Enviado a Wandsworth y Reading, donde redactó la posteriormente aclamada Balada de la cárcel de Reading, la sentencia supuso la pérdida de todo aquello que había conseguido durante sus años de gloria.
Recobrada la libertad, cambió de nombre y apellido (adoptó los de Sebastian Melmoth) y emigró a París, donde permaneció hasta su muerte. Sus últimos años de vida se caracterizaron por la fragilidad económica, los quebrantos de salud, los problemas derivados de su afición a la bebida y un acercamiento de última hora al catolicismo. Sólo póstumamente sus obras volvieron a representarse y a editarse. En 1906, Richard Strauss puso música a su drama Salomé, y con el paso de los años se tradujo a varias lenguas la práctica totalidad de su producción literaria.
Opinión personal
He visto muchas veces una de las películas que hay sobre este relato pero nunca lo había leído y tenía curiosidad por ver lo que el fantasma de Canterville escondía entre sus páginas. 

Poco más hay que contar aparte de lo ya mencionado en la sinopsis. En este relato vas a conocer a los Otis y a un fantasma que se dedica a hacerle la vida imposible a los moradores de la casa, hasta que aparecen los gemelos Otis.

Mi personaje favorito no puede ser otro que la misteriosa Virginia Otis, que es la que ayuda al fantasma, Lord Simón Canterville, a pasar al otro lado.

He disfrutado mucho leyendo este relato que tiene mucha sátira social de la época encerrada en sus páginas. Sería bueno que todos los niños leyeran y conocieran esta historia. Pero si ya no eres tan niño, también te la recomiendo. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario