miércoles, 25 de mayo de 2016

Reseña de "La cocinera de Himmler" de Franz-Olivier Giesbert

Reseña de "La cocinera de Himmler" de Franz-Olivier Giesbert


Sinopsis

He aquí la hilarante epopeya de Rose, una cocinera que nunca le ha temido a nada y que ha sobrevivido a las barbaries del siglo XX (el genocidio armenio, los horrores del nazismo y los delirios del maoísmo) sin perder el humor, el deseo de sexo y el afán de venganza: los tres pilares de la felicidad en su particular credo. A los ciento cinco años aún regenta su famoso restaurante en Marsella, guarda una pistola en el bolso y no puede evitar los pensamientos eróticos cuando se cruza con algún tipo interesante. Esta singular cocinera, marcada por dos hombres y un siglo, se toma la justicia por su mano matando a sus enemigos suavemente.
Biografía del autor
Franz-Olivier Giesbert nació en Wilmington, Delaware (Estados Unidos) en 1949. Su familia paterna, de origen escocés, alemán y judío, emigró a la Costa Este estadounidense durante la Primera Guerra Mundial. A los tres años, Giesbert se instaló junto a sus padres en Normandía. Periodista, biógrafo, novelista y presentador de televisión, es una de las grandes figuras del actual panorama cultural francés. Con tan sólo dieciocho años publicó su primer artículo en el periódico normando Liberté-Dimanche. Fue corresponsal de L’Express en Estados Unidos y trabajó en Le Nouvel Observateur y Le Figaro. Actualmente dirige el prestigioso semanario Le Point. Ha escrito numerosas novelas entre las que destacan L’Affreux (Gran Premio de Novela de la Academia Francesa, 1992), La Souille (Premio Interallié, 1995), L’Immortel (2007, adaptada al cine por Richard Berry) y Un très grand amour (Premio Duménil, 2010). La cocinera de Himmler, su última novela, ha tenido un resonante éxito de ventas y de crítica en Francia, y los derechos de traducción se han vendido a las principales editoriales europeas. Además de su faceta como novelista, destaca como autor de diferentes ensayos políticos sobre Jacques Chirac, François Mitterrand o Nicolas Sarkozy.
Opinión personal
Empecé este libro por ser la lectura mensual que nos tocó en el club de lectura en el que ando inmersa. Tardé en empezarlo porque desde que se propuso no me gustó nada, pero al final me puse a leerlo. He tardado en terminarlo por la misma razón. Si ya vas predispuesto a que el libro no te va a motivar, te va a pasar esto.
La novela está dividida en capítulos cortos que hacen fácil la lectura de unos capítulos al día. Tiene un humor irónico y muy cínico, que no es al que estoy acostumbrada.
Todo el peso de la historia recae sobre la protagonista principal, Rose. Un personaje con el que no he empatizado en absoluto, y en el que no he sido capaz de ponerme en su piel. Escrito en primera persona, Rose a los 105 años se dedica a contar su historia desde que era pequeña hasta ahora. Es un personaje que no pasa desapercibido. Al igual que su salamandra Teo, que siempre está por ahí. El resto llegan y se van.
Al principio pensé que era un libro histórico, pero nada que ver. La historia se comenta a breves retazos en algunos párrafos, cuando tienen relación con la historia de la protagonista. Si que es verdad, que ella siempre está metida en muchos acontecimientos importantes y conociendo a personas de relevancia. No es hasta pasada la mitad del libro cuando aparece Himmler, y sí, hace de su cocinera durante unos meses, pero esto no me parece lo suficientemente relevante para ponerle ese título al libro.

En resumen, ha sido un libro que olvidaré en el futuro, que no ha captado mi atención y no ha conseguido gustarme más que algunas páginas del final. Por supuesto no todo el mundo puede opinar lo mismo. Para opinar sobre él hay que leerlo.