martes, 31 de mayo de 2016

Reseña "Un beso de esos" de López de Val

Reseña "Un beso de esos" de López de Val


Sinopsis

¿Puede un beso robado cambiar el destino de dos personas?
Sí. Si es Un beso de esos.
Un beso que como a Trudy les encienda la pasión en sus venas.
Uno que provoque escalofríos en sus cuerpos erizándoles la piel.
Un beso de esos que sin apenas rozar sus labios les cause la entrega completa.
Uno que les haga borrar de un plumazo el resquemor de otros, tal y como le ocurrió a Julio.
Un beso que al recordarlo les excite de tal manera que les sea imposible conciliar el sueño y que por su ausencia les haga sentir personas vacías.
Al fin y al cabo, Un beso de esos capaz de crear un vínculo mágico en el que sus almas ya no puedan estar separadas, obligando al destino a cambiar su rumbo.

Biografía de la autora


Eugenia Torres (Almería 1979). Estudió Humanidades, donde las lenguas muertas y su literatura le fascinan. Titulada en turismo. Autora de Doble o nada, Todo o nada y de Los fantasmas de mi cajonera. Finalista del II concurso de microrrelatos eróticos de la editorial Artgerust consiguiendo su publicación en una antología. Colabora con otros autores en la creación de sus obras y sus correcciones. Creadora del blog http://eugeniatorresescritora.blogspot.com/, miembro de http://www.comunidadamiga.com/ y creadora también de su página de facebook https://www.facebook.com/eugenia.torresgarcia.5 

Opinión personal

Al más puro estilo de los cuentos de Disney, un beso de esos nos hace viajar al que podría ser el cuento de la Cenicienta o de Blancanieves, desde su portada. Hay un flechazo desde el principio, desde el primer beso. Porque el primer beso entre Trudy y Julio es un beso de esos. Un beso que convierte a un sapo en el príncipe que era.

Es una novela de lectura fácil y se lee en unas horas. Es entretenida con un corte sencillo que te hace meterte en la historia.

Los personajes principales son Trudy y Julio. Sin embargo, aunque no he conseguido conectar con ninguno me han gustado. Especial mención al padre de Trudy, que me ha parecido un auténtico encanto y la madrastra de Trudy (Elena), mala malísima. De esos personajes que están para que te caigan mal durante toda la historia. 

Me ha gustado el estilo de la autora, puede mejorar pero me gusta. Leeré algo más de ella.