lunes, 10 de octubre de 2016

Entrevista a Kayla Leiz

Entrevista a Kayla Leiz

 
Ante todo, muchas gracias Kayla por contestar a mi entrevista. Mientras leía "Hessa. Un amor entre leyendas" me surgieron muchas inquietudes acerca de ti como autora y de la novela. Y aunque algunas las he resulto, otras no, y quería preguntarte un poco.
Gracias a ti por darme la oportunidad de que conozcas mi pluma y por acercarme a tus lectoras (y lectores) en el blog.
¿Cómo es Kayla Leiz a la hora de idear historias y escribirlas? ¿Qué es lo que te inspira?
Pues Kayla es como un torbellino. Puedo estar haciendo cualquier cosa y de repente tener que parar y pensar en lo que me acaba de venir a la mente porque normalmente es que se trata de una nueva novela. Ha habido ocasiones en que me he despertado por la noche y he tenido que coger papel y boli, apuntar (rezando porque lo estuviera escribiendo en el papel y no sobre el mueble) la idea y, por fin, seguir durmiendo.
Otras veces es porque voy en coche, o estoy trabajando y zas, la idea surge. En concreto la de Hessa fue estando escuchando un poco de música mientras trabajaba y las más recientes, por sueños o por algo que leí mientras navegaba por internet.
De todo lo que llevas escrito hasta el momento, ¿a qué obra le tienes más cariño?
Todas ellas son muy importantes para mí porque han formado parte de mí en algún momento de mi vida. Un profesor como regalo de Navidad la quiero mucho porque es la primera erótica, cuando yo me ponía colorada si pensaba en algo de sexo; En las fauces del amor yo la llamo “mi lobito bueno” porque el personaje protagonista, Lucien, me encandiló.
Hessa, que es la última hasta ahora, tiene mucho de mi tierra y de cómo veo Granada, esa magia que se respira en sus calles y en su Alhambra.
La verdad, no sabría decirte. Quizá Hessa porque es la que supone una evolución, creo que para bien, en mi forma de escribir.
Si pudieras ser cualquiera de tus personajes, ¿cuál de ellos escogerías y por qué?
Mmmm, difícil pregunta. Aunque me quedaría con Becca, de Amar por partida doble. ¡Yo quiero a dos chicos como ellos, que se desviven por hacerla feliz y amarla!
 
 
Para todo aquél que aún no lo haya leído y le pueda parecer una historia contemporánea por la portada y la sinopsis, como me pasó a mí al principio, deciros que no lo es. Está fechada en 2092, ¿por qué en esa fecha?
Esa fecha es por una leyenda que hay en el libro. Hay informes de que en 1992 no ocurrió nada y no quería situarla en esa otra fecha porque no me parecía que fuera “realista”, así que tuve que ponerla en el futuro, aunque en realidad de futurista no tiene mucho, salvo algunas pinceladas.
Para ser el año 2092, lo he visto bastante actual. Las innovaciones que se ven son por ejemplo el uso de tarjetas en vez de llaves o luces que se encienden y se apagan sin la necesidad de accionar un interruptor. ¿No ves que vaya a haber muchos cambios de 2016 a 2092 o es que no te has querido adentrar más en las innovaciones?
Esto fue más cosa mía. En los años 90 se decía que en el 2000 los coches ya volarían, que habría un montón de avances tecnológicos, incluso que viviríamos en la luna. Bueno, llegaron esos años y creo que por ahora estamos lejos de ese futuro que se mostraba en las películas, en las series y en todas partes. Sé que puede parecer más actual que futurista en cuanto a innovaciones, pero, ¿acaso sabemos realmente los avances que habrá? No quería pasarme de poner cosas que, realmente, pueden no llegar hasta mucho después, y tampoco era el tema central de la novela, sino las leyendas en torno a varios personajes. Por eso lo pasé por alto.
Las innovaciones que puse creo que sí son más probables de que ocurran, incluso antes de esa fecha.
Hessa está repleta de leyendas que he ido buscando conforme leía la novela y es para mí una de las partes más mágicas.  Me ha encantado irlas conociendo y descubriendo. ¿Cuál es tu favorita de todas las leyendas que esconden los muros de la Alhambra?
Tengo dos favoritas, que además son las dos que más peso cogen en la novela: la del soldado encantado, que sé que hay varias versiones en internet y en libros; y la del patio de los leones, que realmente fue la que me dio la idea para crear la novela. Además, esa no es tan conocida como puede parecer, de hecho muchos granadinos se sorprenden con esa leyenda porque no sabían de ella. Y ahí está, una explicación plausible de por qué los leones son diferentes entre sí.
Imagino que habrás estado por los patios de la Alhambra en busca de inspiración. ¿Cuántas veces la has visitado? ¿Has hecho alguna visita guiada?
De pequeña la visitaba muchísimo porque era gratis, te dejaban estar allí las horas que quisieras, había bancos alrededor de la fuente de los leones y muchos estudiantes se iban allí a estudiar, a leer o a pasar el día. Ahora eso es impensable hacer, a los 10-15 minutos te están echando de allí y claro, no se puede disfrutar tanto como antes.
La novela la escribí sin visitar una sola vez la Alhambra; tampoco quería hacerlo porque quería que la historia tuviera entre sus letras lo que yo siento al visitar la Alhambra, esa magia especial, esa vibración como si realmente estuviera viva y te hablara. Siempre que he ido, nada más pisar la primera piedras tras atravesar una puerta, he sentido una brisa, algo que te recorría de abajo arriba como si estuvieras entrando en otro mundo. Eso es lo que quería plasmar.
Por supuesto, nada más terminarla la visité y, bueno, quedé igual de encantada, con ganas de ir de nuevo, la verdad.
 
El día 18 de este mes sale a la venta "Caza a la mentirosa", ¿que nos puedes contar de ella para que los lectores nos animemos a leerla? (A mí personalmente me gusta la portada y me llama la atención la sinopsis)
Que es diferente a las que he escrito. Es una comedia fresquita y cortita ya que ocupó muy pocas páginas pero al mismo tiempo está llena de humor y de amor. Le tengo especial cariño a la novela porque fue la primera en la que un personaje femenino me contó su historia. Además, tiene anécdota: en ese momento estaba con tres novelas: Pasión a través del hilo rojo del destino, Amar por partida doble y En las fauces del amor. Las llevaba muy bien y estaba trabajando para acabar cuanto antes y ponerme con la que me correspondía. Y a eso de las 10 de la mañana en mi cabeza se formó la imagen de un pasillo muy largo, unos taconazos en el suelo y una chica que corría, llegaba al final del pasillo, abría una puerta, la cerraba y empezaba a aporrear con una única palabra: ¡Ayúdame! ¡Ayúdame! ¡Ayúdame!
Tuve que parar lo que estaba haciendo, cogerme la cabeza y preguntarme qué demonios me pasaba. Y, de repente, la historia se volcó en mi mente, tan fuerte, que durante tres días no pude hacer otra cosa que escribirla. Creo que en esa época me llevé una bronca de algún jefe mío por no acabar el trabajo jejeje.
Y ya por último, ¿cuáles son tus próximos proyectos?
Pues por ahora estoy centrada en la promoción de Hessa y en la de Caza a la mentirosa. Para el año 2017 vendrán dos proyectos que quiero darles caña y dos nuevos cuentos infantiles. Y, bueno, hay seis novelas en marcha (más otras que tienen un capítulo o un prólogo hechos); mi meta es acabar esas seis de aquí al verano 2017 y ya se verá después.
Muchas gracias por todo Kayla.
Gracias a ti por esta entrevista donde me lo he pasado “pipa”.