viernes, 17 de febrero de 2017

Reseña de "Striptease: Una vida al desnudo" de Raúl Gavilán

Reseña de "Striptease: Una vida al desnudo" de Raúl Gavilán


Sinopsis

En esta primera entrega de la trilogía Striptease, el autor nos adentra en sus historias más picantes.

Óscar es un joven inocente que descubre el sexo gracias a una aventura de verano.
Pero es con Julia, con la que llega a realizar sus primeras fantasías y con la que conocerá la decepción. Cuando Noelia llega a su vida, nuestro protagonista se adentrará en un mundo de morbo y erotismo que nunca había imaginado.

Una historia que mezcla la realidad con la ficción, donde se plasman las experiencias soñadas del autor y sus deseos más íntimos.

Biografía del autor


Raúl Gavilán, nació el 24 de marzo de 1977 en Córdoba. A los diecinueve años se fue a vivir a Sevilla comenzando a estudiar Bellas Artes, carrera que no terminó porque encontró una salida laboral en el mundo de la moda y televisión. Decidió desplazarse a vivir a Madrid, y tras casi diez años de andanzas televisivas retomó el camino de vuelta a Córdoba donde estudió medicinas alternativas. Pero el destino lo llevaría de nuevo a tierras madrileñas, sitio en el que se ha aventurado a escribir, “Una vida al desnudo”, la primera parte de una trilogía llamada Striptease.

Opinión personal

Es la primera parte de una trilogía "erótica", según el autor y la editorial que lo publica. Pero en mi opinión más que ese género, lo que raya es el pornográfico. Yo la catalogaría como "porno para hombres", aunque puede gustarle a mujeres a la que no le vayan las sutilezas.

Empecé esta historia en una lectura conjunta del blog Reina Lectora y he disfrutado mucho leyendo y opinando con mis compañeras. Gracias a la editorial y al autor por habernos cedido el libro, aunque el resultado de la lectura conjunta no haya sido, quizás, el que esperaban.
La portada y el título del libro no tienen nada que ver con lo que nos podemos encontrar dentro. La palabra "Striptease" nos evoca a ese baile sexual y provocativo donde la ropa se va quitando al ritmo de la música. Pues no, esto no lo vas a encontrar en el libro. Y tres barras de labios que se refieren a los tres grandes amores del protagonista, pero que tampoco sale ni que lleven los labios pintados ni nada que ver.

La forma de escribir es la más llana que te puedes encontrar. Literariamente deja mucho que desear. Falta sutileza, sinónimos, tildes, expresiones que suenan raras, transiciones entre escenas... Yo no soy ninguna experta gramatical y aún así hay cosas que me han chirriado un poco.

Una novela tiene un planteamiento, un desarrollo y un desenlace. Esta historia no. Empieza a los 16 años de Óscar, el protagonista y único personaje que está mínimamente definido, y el desarrollo de sus experiencias sexuales a lo largo de los años hasta que en un momento dado el autor decide cortar la narración hasta la segunda parte. Una trilogía no consiste en eso, en coger y cortar por las buenas. Vamos que el final como tal, no hay.

La trama del libro son las experiencias sexuales del protagonista, Óscar. Espero, sinceramente, que ningún chico de entre 16 y 20 años lea este libro y piense que esto es lo normal porque no lo es. La historia  rebosa suficiente machismo como para que un joven que no tenga aún definida su forma de tratar a las chicas se haga una idea equivocada.

Sí me ha gustado mucho, las notas de humor del libro. Si lo hubiera orientado en otro sentido estoy segura de que me habría llegado más. Como primer borrador de una novela no está mal, pero a falta de pulir. Supongo que esto debería de haberlo visto la editorial antes de publicarlo, pero imagino que a ellos les habrá gustado. Desde luego es un texto que no deja indiferente. A mí personalmente tanta escena de sexo sin argumento no me ha llegado. Ya sin entrar en el tema de que a las chicas se las describe por el color del pelo, los pechos y el trasero, la gran fijación de este autor.

Por lo que, resumiendo, no entra en mis planes leer ni la segunda ni la tercera parte de esta novela.