miércoles, 16 de septiembre de 2015

Diez cosas que debes tener claras antes de empezar a escribir una novela

Diez cosas que debes tener claras antes de empezar a escribir una novela

Antes de escribir la primera frase de tu novela hay al menos diez cosas que debes tener claras. Si no has pensado en ellas, puedes lanzarte a escribir pero, antes o después, te encontrarás con que hay aspectos en los que te quedas atascado y que pueden hacer naufragar tu novela.
  1. La historia
Tienes que tener clara cuál es la historia que vas a contar. La trama viene después. Al principio, basta con la historia.
  1. El personaje
Lo siguiente en lo que debes prestar antes de empezar a escribir una novela es en el personaje. ¿Quién es el protagonista de tu historia? ¿Quién va a llevar el peso de la acción?
  1. Contexto
El contexto es vital en una novela. Es el telón sobre el que sucede la acción y, aunque pueda parecer secundario, perfila a los personajes y realza a la historia.
  1. Acontecimiento desencadenante
Todas las novelas tienen un acontecimiento desencadenante que dispara la acción. Algo que altera lo que era la situación normal para introducir los cambios y conflictos que tendrán en vilo al lector.
  1. Momentos clave
Tienes que tener claro cuáles serán los momentos clave de tu novela, atendiendo a la historia que estás tramando y a tu personaje.
De momento no hace falta que los desarrolles. Tan solo apúntalos para tener presente hacia qué hitos debes conducir la historia.
  1. Desenlace
De la misma manera, debes tener claro cuál es el desenlace de tu novela, hacia qué final dirigirás la acción.
Anota la idea general. Si tienes claros algunos detalles, apúntalos también.
  1. Tono
El tono de una novela es un aspecto más intangible, menos concreto, que su protagonista o su argumento. Sin embargo, es igual de importante.
Debes tenerlo claro el tono de tu novela y no perderlo de vista mientras escribe.
  1. Escenarios y atmósferas
Los escenarios y la atmósfera de tu novela no son elementos decisivos. Pero pueden serlo.
Los escenarios y las atmósferas pueden condicionar a los personajes y, con ello, el transcurso de la acción.
  1. Tiempo y puntos de vista
Antes de empezar a escribir debes pensar en qué tiempo vas a narrar tu historia y desde qué punto (o puntos) de vista.
Tanto el tiempo como los puntos de vista contribuyen de manera importante a configurar una novela. Si cambias tan solo uno de ellos, verás cómo tu novela cambia por completo.
  1. Personajes secundarios
Tu protagonista deberá interactuar con otros personajes. Y algunas de esas interacciones serán clave.
No hace falta que desarrolles a los personajes secundarios con el nivel de detalle de tu protagonista, pero si tienes que tener claro, antes de empezar a escribir, quiénes serán y cómo intervendrán en la historia.
Ya hemos repasado las diez cosas que debes tener claras antes de empezar a escribir una novela.
Si antes de empezar a escribir dedicas algo de tiempo a pensar en ellas y tomas nota de lo que se te ocurra, habrás aumentado significativamente las posibilidades de concluir tu novela con éxito.