Contacto


Para contactar conmigo puedes hacerlo al facebook: Ariel Romero
o al email: arielromeroescritora@hotmail.com

jueves, 12 de abril de 2018

Entrevista de Rubén Navarro a David

Entrevista de Rubén Navarro a David


-Buenas David, creía que al final no vendrías.
-¿Y eso? ¿Por qué  pensabas eso?
-Bueno… digamos que no me he portado muy bien contigo.
-Hombre, que en la primera página del libro ya me estés diciendo que no voy a durar mucho más, pues es duro sí. Y más si a mi lado tengo mujer y dos hijas. Lo que se dice portarte bien conmigo, no lo has hecho.
-Ya, lo siento, la verdad que para nada me gustaría estar en tu situación. Pero a pesar de eso, no te veo ni muy enfadado, ni muy triste.
-Porque hay situaciones en la vida en la que la vida te golpea fuerte sin que uno pueda hacer mucho por evitarlo. Y pudiendo elegir como recibir ese golpe, mejor aceptarlo con firmeza. Además, gracias a ti, y a la “gran sorpresa que me tenías preparada” aprendí a vivir de nuevo. Y sobre todo, me reencontré con mi familia. La tenía muy abandonada por culpa de mi obsesión por ascender en el trabajo.
-Vaya, parece que al final me vas a tener que dar las gracias y todo.
-No te cueles, que seguro que siendo escritor como eres, podías haber encontrado otra manera de que pudiera ver lo equivocado que estaba en la manera que me estaba tomando la vida.
-Cambiando un poco de tema, cuéntame cómo es tu familia ¿cómo son tu mujer y tus dos niñas?
-Se te olvida otro miembro de ella. Parece mentira que hayas sido tú quien me hayas creado.
-¿Quién? ¡Ahhhhh! Es verdad, la pequeña Tostada.
-Un nuevo miembro muy importante, mis niñas siempre habían querido adoptar un perrillo, y quise cumplir ese deseo antes de tener que abandonarlas a la fuerza. Además, así conseguía desviar la atención sobre mí, y sobre mí recién noticia recibida.
-Adorable perrilla, sí.
-Y sobre mi mujer Claudia y mis dos niñas que te voy a contar, que puede decir un hombre sobre su familia que no se sepa. Lo mejor que me ha pasado en la vida. Claudia siempre está pendiente de mí, siempre mostrándome su cariño y enseñándome lo que es lo verdaderamente importante en la vida. Y yo la tenía completamente olvidada por la mierda mi cabezonería.
-¿Estás llorando?
-Claro que estoy llorando ¿no crees que es para estarlo? Cuando en verdad me doy cuenta del tesoro que tengo en casa, vienen a quitármelo.
-Lo siento de nuevo.
-No lo sientas te repito, por lo menos he tenido la suerte de poder darme cuenta de eso antes que fuera demasiado tarde, y también he tenido el tiempo suficiente para intentar redimirme con ellas, y de despedirme.
-Y tus niñas ¿cómo son? ¿Cómo piensas decirles a ellas lo que te ha comunicado el médico?
-El mejor regalo que me ha dado esta vida, junto a mi mujer, son ellas. Esther y Laura se llaman. Esther es la mayor, es algo reservada, asustadiza, y la bondad personificada, lo mismo que su madre. Laura es más bien como yo, mas impulsiva, valiente, irracional, sociable. Y  no, no pienso decirle la noticia. No quiero que los últimos días que pasemos juntos estén tristes al saber que las voy a dejar solas. Justamente pretendo lo contrario, que cuando eso pase, solo les queden en la memoria recuerdos buenos míos.
-Va a ser muy duro mantenerlo en secreto. Y no creo que sea lo más adecuado callarse esa noticia ¿no crees que lo justo sea que ellos también puedan disfrutar de ti al máximo sabiendo que hoy podría ser el último día de poder estar contigo?
-¿Y tú me preguntas eso? Te recuerdo que has sido tú quien me ha dado vida, y quien quiere quitármela. Pero sí, va a ser muy duro, por suerte al final no voy a estar solo en este viaje y hay alguien que me va a acompañar, ayudar, y a guardar mi secreto.
-Cambiando un poco de tema ¿Cómo te has preparado tú para ese periodo de transición?
-Pues aunque suene típico, he escrito una lista de deseos que me gustaría realizar antes de marcharme. Espero que seas bueno en eso y me des el tiempo suficiente para poder realizarla.
-No te preocupes por eso, es más, te tengo una sorpresa reservada que seguro te gustará, y después de ella, cambiará tu opinión sobre mí.
-¿Una sorpresa? Pues es la primera noticia que tengo sobre eso.
-Por eso es una sorpresa. Por cierto ¿cómo se titula tu historia?
-“No me olvides! se llama mi historia ¿Y qué sorpresa es esa que dices?
-No me seas impaciente, lo bueno suele hacerse de rogar ¿Cuándo estará disponible para los lectores?
-Pues si todo va bien, para principios de abril estará disponible en formato papel y digital ¿de verdad que no me lo vas a decir?
-De verdad que no, a cabezón no me gana nadie, y eso mismo también puedo decir de ti por lo que veo. O sea que queda nada para poder leerla y disfrutarla ¡Que nervios!
-Lo mismo digo, ya me tienes intrigado todo este tiempo con eso de la sorpresa, deseando que llegue la fecha para saber mi desenlace.
-Seguro que no te defraudará ni a ti, ni a los lectores. O eso espero jeje. Hasta entonces me despido de ti David, ha sido un placer poder entrevistarte.
-Lo mismo digo Rubén, encantado de poder haber hablado contigo. Hasta pronto, espero jeje.