Contacto


Para contactar conmigo puedes hacerlo al facebook: Ariel Romero
o al email: arielromeroescritora@hotmail.com

martes, 6 de agosto de 2019

Libros del Concurso Indie de Amazon 2019 que me llaman la atención II

El mes pasado hice una entrada sobre este mismo tema que podéis ver aquí. Pues he querido hacer una segunda. 

Por aquí los dejo:


Aby lleva desde que tiene uso de razón viendo al mismo hombre, cada noche, en sus sueños. Una presencia que la ha acompañado a cada paso, convirtiéndose en una parte fundamental de su vida. Un caballero templario que le dice una única palabra: encuéntranos. 
Pero algo ha cambiado en las últimas semanas y sus sueños se han transformado en algo más… personal. Aby teme haberse enamorado de un hombre que no existe, que no es más que un producto de su imaginación. 
En el año del Señor de 1291, mientras la ciudad de San Juan de Acre era sitiada por un ejército sarraceno, siguiendo las órdenes del Gran Maestre, nueve caballeros templarios abandonaron sus muros dejando a sus hermanos y a los habitantes a su suerte. 
Más de siete siglos después una mujer llega hasta ellos despertándolos de su largo sueño. 
Es tiempo de despertar. 
Es tiempo de creer. 
Es tiempo de luchar. 
Cuando el tiempo se agota y la amenaza del fin del mundo se cierne sobre sus cabezas, ¿será también tiempo de encontrar el amor? 



Escocia, año 1226

Margaret, la mujer de Logan, el laird de los Mackenzie, ha aparecido muerta de manera inesperada hace pocas semanas y ahora él se está volviendo loco. Hasta tal punto, que su segundo al mando, Graham, lo mantiene encerrado en su habitación esperando que recupere la cordura.

William Douglas, buen amigo de Logan desde hace muchos años, se entera de lo que ocurre y decide viajar hasta las tierras de los Mackenzie acompañado por Amy, la sanadora del clan Douglas y de su marido Ian, para ayudar a Logan en lo que puedan.

Pero cuando llegan allí se dan cuenta de que la situación es peor de lo que habían imaginado, porque ni la locura de Logan ni la muerte de su mujer parecen estar producidas por causas naturales.

Afortunadamente, además de la envidia, los celos y una ambición sin límites, en el clan de los Mackenzie ha florecido un amor profundo, sincero y puro que eclipsará todo lo demás. 



Cuando Madeline Hart llegó a la desvencijada propiedad de sus abuelos, en Luisiana, después de que su vida se quebrase en mil pedazos, toda la casa se le manifestaba; aquellos escalones, el goteo incesante del grifo de latón de la antigua bañera, las vigas del desván que parecían retorcerse al llegar la noche. Aquella casa estaba agotada, sola y quejumbrosa, como ella. Y tenía algo que decir, pero al principio no estaba dispuesta a escucharlo, hasta que descubrió el poder que ejercía en las personas que pasaban la noche bajo su techo.
Cuatro meses después abría las puertas de la nueva casa de huéspedes, “Noches vacías”. 
Pero si pensaba que las cosas a partir de ese momento iban a ser sencillas, estaba muy equivocada. Allí todo el que se alojaba iba perseguido por sus demonios, fantasmas que quedaban apartados al menos durante la noche, pero que al alba volvían a despertar. 

Una casa que guarda un misterio, siete huéspedes y sus terribles secretos, un conjuro, magia, dos diarios antiguos, algunas visitas inesperadas y la temible fuerza de la naturaleza aderezan una historia llena de magia, conspiraciones, entresijos, trágicas confidencias, inesperados enredos, romanticismo, y sobre todo, esperanza. 
Porque aquella casa que no les dejaba soñar, pronto les devolvería la ilusión por cumplir sus sueños.



Cuando Nemark salvó a un mago oscuro de caer en una trampa para osos, nunca se imaginó que los engranajes que guiaban su destino ya estaban moviéndose. 
Ella había negado su herencia y olvidado su pasado, sin saber que desde ese momento se embarcaría en un viaje de autodescubrimiento y aceptación de mano del nigromante que sacudió su mundo. A partir de entonces, compartiría junto a él un turbulento camino que vincularía sus vidas para siempre.



Alex Blackesley ha decidido que ya es tiempo de regresar a casa y plantearse qué va a hacer con su vida más allá del trabajo, la única parcela de su caótica existencia que está perfectamente ordenada. Lo que no se espera es conocer a alguien tan similar a ella, y a la vez tan distinto y, mucho menos, descubrir que el único hombre por el que ha sentido algo muy parecido al amor es en realidad la persona a la que más tendría que evitar. 
Porque ya lo dice el dicho: rivales en el trabajo, incompatibles en el amor, y si no existe tal refrán no hay duda de que tendrían que acuñarlo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario